Descripción del proyecto

Coaching de Equipos

El Coaching de Equipos y de Sistemas Relacionales trabaja sobre la relación existente entre los miembros de un equipo. Se apoya en su creatividad y en su capacidad para resolver planteamientos y situaciones, así como para conducir su crecimiento. Mientras el coaching individual trabaja sobre los individuos, el de coaching de equipos se centra en la relaciones existentes entre los mismos.

Planteamiento

Un conjunto de individuos forma un sistema mayor que sus miembros, tiene su propia entidad y está en constante evolución. Las herramientas de coaching de equipos, que están basadas en inteligencia emocional, inteligencia social, teoría general de sistemas y coaching coactivo, ayudan a ese sistema mayor a revelarse a si mismo. Establece los cimientos sobre los que construir y hacer crecer una relación positiva entre los miembros del equipo. Proyecta positivamente la prediposición colaborativa y las actitudes del equipo, elevando el nivel de desempeño y los resultados hasta niveles en ocasiones extraordinarios.

Los proyectos de trabajo se realizan conforme al modelo ORSC (Organization and Relationship Systems Coaching), esto es, coaching de organizaciones y sistemas de relaciones. El modelo está homologado por la ICF (International Coach Federation) e implantado en numerosas empresas y organizaciones a nivel internacional.

Beneficios

En general, el coaching de equipos tiene numerosos beneficios para el grupo y también además para sus miembros a nivel individual. Las personas mejoran la calidad de su relación con el conjunto y adquieren herramientas para relacionarse positivamente con el resto de individuos.

Las principales aportaciones para el equipo son:

  • mejora y optimización del potencial. El equipo es capaz de “hacer más cosas y de mejor manera” al existir una mayor identificación entre los objetivos propios y los del conjunto.
  • facilita los procesos de cambio. La cohesión y la empatía facilitan los procesos de decisión grupal y la aceptación de cambios o novedades, excluyendo resistencias con origen el temor o conflictos internos.
  • fortalece del espíritu de equipo. El arraigo al grupo y la identificación de los individuos con el conjunto generan un espíritu de unidad poco menos que imbatible.
  • incrementa la confianza en el equipo y de los miembros entre sí, lo que incrementa la cooperación y reduce la aparición de conflictos, resistencias o malentendidos.
  • adquiere habilidades y herramientas para tomar decisiones, resolver problemas y evolucionar manteniendo la unión.
CONTACTO

Llame al 941598061 para más información