Project Description

El Protocolo Familiar, correctamente planteado, es una herramienta eficaz, casi imprescindible.

Sus efectos positivos se maximizan cuando se orienta a fomentar el consenso, otorgar el rol adecuado a las personas y establecer pactos coherentes con los valores de la familia, su cultura empresarial y objetivos a largo plazo.

Debe aceptarse previamente que un Protocolo Familiar no es una “solución mágica” para los problemas o desafíos característicos de la empresa familiar. Pero correctamente confeccionado mejora la gestión, une a la familia, genera arraigo en colaboradores, aporta confianza en el futuro, reduce las posibilidades de conflicto y establece mecanismos para su resolución.